EL GAS ROBADO AUMENTA 500% EN ESTOS 9 MESES

Huachigas se dispara 500% en 9 meses

Las tomas clandestinas pasaron de 150 a 877, según datos de Pemex; Puebla y Edomex registran más del 85%, Empresas fachada distribuyen el combustible robado a mitad de precio a gaseras y tortillerías, denuncia Adigas

Bandas del crimen organizado han conformado empresas fachada para distribuir gas robado, uno de los delitos con mayor crecimiento durante la administración lopezobradorista, denunció a Crónica la Asociación de Distribuidores de Gas LP (ADIGAS), la cual agrupa a empresas medianas y pequeñas del ramo, con casi una quinta parte del mercado nacional.

Mediante canales de distribución ilegal, estas células ofrecen el combustible hurtado a gaseras establecidas —las cuales usualmente adquieren el gas con Pemex— e incluso de manera directa a usuarios, en especial a quienes son dueños de pequeños negocios con requerimiento de gas, como tortillerías, el más prolífero en territorio mexicano.

“Ha sido alarmante el crecimiento de cómo llegan a las empresas afiliadas a nuestra organización a ofrecer producto, a precios irrisorios”, revela Víctor Figueroa, presidente de ADIGAS.

El llamado huachigas se ha disparado en nuestro país casi 500 por ciento, si se comparan los primeros nueve meses de 2018 con los de 2019, de acuerdo con los últimos datos disponibles de Petróleos Mexicanos: las tomas clandestinas de gas LP pasaron de 150 a 877.

—¿Cuál es el modo de operación de estos grupos delincuenciales? —se preguntó a Figueroa.

—Se acercan a los puntos de venta y dicen: ‘¿no les interesa comprar gas?, lo traigo a la mitad de lo que cobra Pemex’, ése es el gancho.

—¿Cuál es la diferencia de precio?

—Pemex nos lo está dando alrededor de 10 pesos el kilo, y ellos te lo ofrecen a la mitad: a 5 pesos, a primera vista es un gran negocio, pero estamos haciendo campaña con los gaseros para que no caigan, puede resultar muy peligroso.

—¿Cuál es el riesgo?

—Sabemos que cuando se le da entrada al producto ilegal, los empresarios se convierten en rehenes del delincuente: si entran a comercializar producto robado, ya no se pueden salir, porque el delincuente tiene forma de chantajear: ‘ah sí, pues voy a buscar que te metan a la cárcel, porque ya vendiste’. No hay que entrarle al juego.

Los entidades más críticas son Puebla (556) y Estado de México (193), las cuales acaparan más del 85 por ciento de la incidencia.

“Si tanto se ha multiplicado el ilícito, en algún lado se está vendiendo el gas, los bandidos no se roban 10 o 15 toneladas para ir a guardarlas a sus casas, sino para venderlas, convertirlas en dinero y subsidiar otras fechorías.

—¿Quiénes pudieran estar detrás de estas redes?

—Al ducto le tienen que frenar la presión para hacerle el agujero, y luego volverle a subir la presión, tiene que haber alguien dentro de Pemex que avise y diga: tal día entre las 2 y las 5 de la mañana vamos a parar el ducto, no habrá presión, a esas horas hacen los agujeros y ponen las válvulas para que, cuando funcione, le abran a la llave; perforar un ducto con presión es muy riesgoso y difícil, se requiere de un gran nivel técnico.

Incidencia de tomas clandestinas de gas (Comparativo de 2018 a 2019)

Puebla: de 50 a 556

● Edomex: de 59 a 193

● Tlaxcala: de 1 a 32

● Querétaro: de 13 a 25

● Hidalgo: de 4 a 24

● Veracruz: de 5 a 21

● Nuevo León: de 13 a 14

● Guanajuato: de 5 a 10

● Jalisco: de 0 a 1

● Tabasco: de 0 a 1

(Visited 15 times, 1 visits today)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here