“Jóvenes construyendo el futuro”, un fracaso y una mala política de asistencia social: especialista

El académico de la UPAEP opina que si se analiza con lupa son los empleos más caros de la historia de México

El programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, que incluye en Puebla a más de 10 mil beneficiarios, se está convirtiendo en un fracaso y en una mala política de asistencia social, opinó Juan Carlos Botello Osorio, director de la Facultad de Comercio y Estrategia Internacional de la UPAEP.

El académico señaló que analizando el crecimiento de la creación de nuevos empleos, que fue de 2.2 por ciento, y los millones de pesos que se invierten para este fin, se quedan cortos los resultados.

“Regalar dinero no es bienestar porque el dinero se acaba (…) representan recursos millonarios que se están yendo a la basura, ya que sólo el 2.2 por ciento fue creación de empleo, si se analiza con lupa y el objetivo era que eso, que fuera un empleo formal, son los empleos más caros de la historia de México”, enfatizó.

Asimismo, estimó que en el país existen 900 mil jóvenes inscritos en el programa y que están percibiendo 3 mil 600 pesos mensuales.

El analista, declaró en conferencia de prensa, este programa va más en un fin asistencialista que económico, por lo que consideró que el gobierno federal debe replantearse el objetivo inicial de la estrategia y abandonar “las buenas intenciones” así como no incrementar los recursos económicos para el proyecto.

Incluso, consideró injusto que la clase trabajadora que atribuye con sus impuestos, esté solventando un programa de este tipo.

Por otra parte, dijo que el presidente Andrés Manuel López Obrador, recientemente está olvidando su discurso de crecimiento económico de 4 por ciento hasta reducirlo, con la justificación de “priorizar el bienestar”, no obstante, para que se den estas condiciones debe de fomentarse el empleo.

“Para lograr un crecimiento del 4 por ciento en lo económico, se necesita que haya 25 o 27 por ciento de inversión del Producto Interno Bruto (PIB), para crecer apenas el 3 o 3.5 por ciento como lo venía haciendo el país anteriormente, pero es una situación que no está sucediendo”, lamentó.

De momento, el analista agregó que no hay nada positivo en la economía estatal y federal, además de que existe una crisis en el sector manufacturero, y el sector automotriz en donde encontramos existe “mayor afectación y recesión”.

En el caso de Puebla, en el 2019, dijo que el crecimiento económico fue de 0.2 por ciento, es decir, mínimo, en donde el empleo formal acumulado fue de 9 mil 213, cuando la meta era de 60 mil 500 nuevas fuentes de trabajo. Además de que creció la informalidad en 1 por ciento con base a los datos obtenidos hasta el momento.

“Para lograr un crecimiento económico se tiene que llevar adelante la inversión pública y privada tanto de nacionales como de inversionistas extranjeros, pero que éstas sean nuevas y no sólo reinversiones de empresas que ya están metiendo dinero al país. Porque de lo contrario, se estará viendo un panorama oscuro para nuestro país con respecto al crecimiento económico”, concluyó.

(Visited 42 times, 1 visits today)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here