Se suicida el hombre quien provoco el accidente del autobús ORO

Se suicida el hombre quien provoco el accidente del autobús ORO. Hace un momento fue encontrado el cuerpo sin vida de Humberto N. en los separados de la comandancia de la policía municipal de Izucar de Matamoros.

El hombre responsable de causar el accidente en dónde murieran 6 personas y al menos 20 que aún permanecen hospitalizadas en diferentes nosocomios del estado, se quitó la vida ahorcándose en su celda.

Humberto se quitó la camisa para después romperla en tiritas y hacer una cinta que amarro en su cuello, para provocarse la muerte.

El cuerpo fue descubierto por los custodios quienes dieron aviso a los paramédicos sin embargo al llegar estos ya no contaba con signos vitales.

Lanzada en 1894, esta es la primera botella de Coca-Cola vendida públicamente, Se dice contenía cocaína

De hecho, en el contexto en que el cual salió, la cocaína era sumamente popular. Incluso Freud la usaba y la recomendaba en sus tratamientos. El vino mariani por ejemplo también llevaba una buena dosis de extracto de hojas de coca, y era uno de los vinos favoritos por los Papas de aquel entonces, tanto así que por su calidad le fue otorgado la medalla de oro papal.

Independientemente que tenga coca o no, la Coca Cola como todas las otras gaseosas contienen mucha azúcar, hasta químicos y gas, que son dañinos para el cuerpo, con el tiempo puede producir enfermedades tomado en grandes cantidades todos los días, hay personas que a diario toman gaseosa y después terminan con problemas de salud.

Se dice que actualmente es la única empresa en el mundo con licencia para producir extracto de hoja de coca, se llama compañía stepan y producen 115 toneladas al año a través de empresa nacional de la coca en el Perú

El rover Zhurong de la misión Tianwen 1 aterriza con éxito en Marte

Aterrizaje del módulo de descenso de Tianwen 1 con el rover Zhurong (CNSA).

China ha hecho historia al convertirse en el tercer país en aterrizar suavemente sobre Marte y en el segundo tras Estados Unidos en hacerlo con éxito. A las 23:18 UTC del 14 de mayo de 2021 —la señal se recibió en la Tierra a las 23:36 UTC— el módulo de descenso de la misión Tianwen 1 se posó en Utopia Planitia con el rover Zhurong en la parte superior (en las coordenadas 25,1º norte, 109,9º este).

La cápsula con el módulo de descenso se había separado unas tres horas antes del orbitador, que estaba en órbita de Marte desde el pasado 10 de febrero. Si hace apenas tres meses nos estremecimos con las palabras tango delta que confirmaba el aterrizaje exitoso de Perseverance en el cráter Jezero, hoy se pudo escuchar un luòluòluò (落, 落, 落) equivalente en el Centro de Control de Pekín. Eso sí, solo lo pudieron escuchar los trabajadores y periodistas que estaban allí, porque no hubo ningún tipo de emisión en directo. Aunque, como todos sabemos, China suele ser muy reservada con su programa espacial, normalmente suelen organizar alguna emisión en directo en la CCTV sin previo aviso, como vimos recientemente con la misión Chang’e 5 o el lanzamiento del módulo Tianhe, por ejemplo.

No en este caso. El silencio informativo fue total hasta que alrededor de las 00:37 UTC —casi una hora tras conocer que la sonda había llegado exitosamente— las agencias oficiales señalaron el éxito del aterrizaje. De hecho, China no confirmó oficialmente que iba a llevar a cabo el aterrizaje hasta unas doce horas antes. Nunca antes una misión espacial china había estado rodeada de tanto secretismo, y eso que el nivel estaba alto.

La cápsula con el módulo de descenso y el rover, con una masa de unos 1745 kg, entró en la atmósfera marciana a 4,8 km/s. La cápsula usó navegación óptica y un flap aerodinámico para controlar su trayectoria hasta el lugar de aterrizaje. Finalmente, la fase de entrada, descenso y aterrizaje tuvo una duración cercana a los nueve minutos, en vez de los 7,5 publicados.

El paracaídas supersónico, una de las partes más críticas de la misión debido a la falta de experiencia de China en este campo, se desplegó a 1660 km/h. El paracaídas se separó a 340 km/h y 1,5 kilómetros de altura. El módulo de descenso empleó su motor YF-36A de empuje variable —similar al empleado en la sonda lunar Chang’e 5, de 7,5 kN— para descender hacia la superficie, guiado por el radar y el sistema de navegación óptica, que contaba con la ayuda de cámaras con un campo de 30º x 30º y un LIDAR láser.

La sonda se paró a 100 metros de altura para analizar el lugar idóneo y, tras moverse hacia la vertical de la zona elegida, prosiguió con el descenso hasta tocar la superficie a unos 3 km/h (la misma técnica de las misiones Chang’2 3, 4 y 5). Ahora queda por esperar el envío de las primeras imágenes y vídeos —sí, hay planeados vídeos del despliegue del paracaídas y del descenso a la superficie—, algo que llevará más tiempo de lo que estamos —mal— acostumbrados por la NASA (se prevé que lleguen el día 17, aunque antes podrían llegar imágenes de peor resolución).

El enlace directo con la Tierra no permite un ancho de banda importante (solo 16 bps), así que hay que esperar a los pasos del orbitador Tianwen 1 para enviar los datos. Por el momento, China carece de la flotilla de orbitadores como la que le permite a la NASA una cobertura casi constante de sus rovers marcianos. De todas formas, no está previsto que el rover descienda a la superficie hasta el 22 de mayo aproximadamente. El día 27 el módulo de descenso y el rover se fotografiarán mutuamente y el día 28 se recibirán los primeros datos científicos.