Fueron obligadas a saquear y tomar casetas para la fiesta de graduación, acusan familiares de normalistas fallecidas.

Los familiares de la joven Iris, originaria de Tlatlauquitepec acusaron a integrantes del Consejo Estudiantil de obligar a las jóvenes de saquear y tomar las casetas para reunir dinero y celebrar la fiesta de graduación.

Los familiares de Iris N, estudiante de la Normal de Teteles de Ávila Castillo que murió el pasado jueves, acusaron que la joven y sus compañeras, fueron obligadas por otros estudiantes de cuarto semestre quienes conforman el Consejo Estudiantil, de acudir a las casetas y carreteras para saquear unidades o reunir dinero en efectivo que usarían para realizar la próxima fiesta de graduación.

De acuerdo con el Sol de Puebla la joven Iris y otras normalistas, el pasado 20 de mayo, se encontraba saqueando el vehículo cargado con bebidas energéticas. La estudiante originaria de Tlatlauquitepec habría abordado la unidad de la cual se encontraban descargando la mercancía, cuando el chofer emprendió la marcha, provocando que éstas saltaran del vehículo en movimiento, sin embargo, el golpe les causó la muerte.

Ante esto, su madre, hermana, una prima y un tío, asistieron el fin de semana a las instalaciones de la normal para recoger sus pertenencias, y su mamá aprovechó para revelar que fue ese mismo jueves cuando habló por última ocasión con su hija, quien le informó que haría una actividad fuera de la institución, yendo obligada a fin de que no se le retirara el apoyo alimentario.

La hermana de Iris, mencionó que fue aproximadamente a las 18:00 horas de ese mismo jueves cuando comenzó la comunicación con algunas estudiantes, quienes hasta más tarde confirmaron su muerte, señalando que su hermana y la otra estudiante muerta, fueron abandonadas por el Consejo Estudiantil.

También acusó que ante lo ocurrido, ninguna de las integrantes del comité quiso darles una explicación, enviando solo sus pertenecías con algunas de sus compañeras de grupo.

“Hay cabecillas de cuarto, que son responsables de esta tragedia. Porque son ellas que querían que a fuerza se llevara a cabo el aniversario”, enviándolas de esta forma a la actividad, amenazándolas con que en caso de no hacerlo podrían ser hasta expulsadas.

La hermana de la joven pidió “que haya una reprimenda para estas niñas de cuarto. Aclaro, no son todas, son algunas, que su ambición es tan grande, ya sea de dinero o de baja de producto o cualquier cosa, por eso pido justicia para mi hermana”.

Cabe mencionar que una prima de Iris dio a conocer que ésta no es la primera vez en que las estudiantes son puestas en riesgo: “siempre piden ‘raite’, porque las mandan, las obligan a ir, a tomar casetas, para que junten dinero para las demás graduadas”, recalcando que se trata de algo organizado por las integrantes del Consejo, puesto que los docentes desconocen la situación.

Finalmente uno de los tíos de Iris, lamentó que como señoritas las manden a robar, señalando que “eso está mal. Esta escuela, sino tiene sustento, por qué no la cierran mejor”, evitando de esta forma, se ponga en riesgo la integridad de más jóvenes y el sufrimiento de las familias, como la que hoy viven sus familiares.

Con información de El Sol de Puebla


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *